Compartir
faq data el tupé

Los hombres son más daltónicos que las mujeres por razones genéticas hereditarias

En los casos menos extremos, muchas personas viven sin conocer que son daltónicas


El protagonista se este artículo es real, es uno de tantos hombres daltónicos, pero le llamaremos Señor Dalton para proteger su intimidad: el Señor Dalton es diseñador gráfico. También es feliz, aunque su vida está llena de grises.

El Señor Dalton (32 años) no está solo en la sala de espera gris: uno de cada diez hombres en el mundo son daltónicos. Para ser exactos, entre el 8% y el 10% de la población masculina sobre la faz de la tierra está afectada por la llamada ceguera del color, según datos del Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos. En los casos menos extremos, muchos pueden vivir sin enterarse. ¿A quién le importa que estos calzoncillos sean rojos?

En cambio, solo un 0,5% mujeres son daltónicas. Esto es así porque su origen se encuentra en un alelo (cada versión alternativa de un gen) recesivo del cromosoma X. El ADN masculino está formado por la combinación de un cromosoma X y otro Y (XY). Si en X existe daltonismo, no hay remedio; Mendel ha hablado. Sin embargo, el ADN femenino resulta de la unión de dos cromosomas X (XX): para que se manifieste el daltonismo, es necesario heredar dos copias mutadas del gen. Si solo existe una, será portadora, pero no daltónica. A esto se llama herencia recesiva.

(Uno de los trabajos del Señor Dalton)

Los inicios: «¿dónde está mi cartera gris?«

Cuando tenía 8 años, al Señor Dalton y a su hermano les regalaron sendas carteras. La de su hermano era azul; la suya verde, pero él no lo sabía. 

«Era un verde de tono caqui, pero durante mucho tiempo pensé que era gris. Años después, estaba buscando la cartera en casa y, claro, pregunté por mi cartera gris. Entonces me dijeron que era verde y el mundo se me vino encima», explica el Señor Dalton a EL TUPÉ. Así descubrió que era daltónico. 

Primera vista del proceso: la cartera

Existen varios tipos de daltonismo. El acromático, cuando la persona ve en escala de grises. El monocromático, cuando solo se percibe uno de los tres colores básicos: verde, rojo o azul. Y el dicromático, cuando falla la percepción de alguno de ellos.

El Señor Dalton pertenece a la última categoría, la más común. «En mi caso, el daltonismo solo afecta a un espectro del verde. Yo puedo distinguir el verde de un árbol, por ejemplo, o una clase de verde más amarillento. Pero hay un espectro cercano al marrón, o al gris, que no puedo ver», dice.

El daltonismo no es obstáculo para la obtención del carné de conducir, aunque existen recomendaciones como evitar circular por la noche

Por las carreteras de Europa circulan 39,5 millones de conductores daltónicos

La caída del caballo: «¿sabes que eres daltónico?«

Según datos de Eurostat, por las carreteras europeas circulan 39,5 millones de conductores daltónicos: 31,6 millones de hombres y 7,9 millones de mujeres. El daltonismo no es un impedimento para obtener el carné de conducir (al menos las licencias básicas de usuario), aunque existen recomendaciones, como evitar conducir por la noche.

hombres daltónicos pistola
(otro trabajo del Señor Dalton)

Las pruebas psicotécnicas suelen ser el primer check point de la vida adulta para la detección del daltonismo. Cuando el Señor Dalton tuvo que enfrentarse a las láminas del test de Ishihara, una de las pruebas habituales para su identificación, se encontró con la pregunta más temida: ¿sabes que eres daltónico?

Segunda vista del proceso: los puntitos

«Había un montón de círculos con puntitos. Se suponía que en los fondos se formaban números, pero yo no podía verlos. No me perjudicaba para sacar el carné de conducir, pero ahí me di cuenta de que podía influir en mi vida cotidiana», recuerda.

«Cómo entrenar a tu dragón», versión para hombres daltónicos

Guiado por su vocación artística, el Señor Dalton eligió una profesión de riesgo para daltónicos: el diseño gráfico, donde el trabajo consiste, en gran medida, en ocuparse del color. Bien mirado, en el ámbito artístico el daltonismo se puede convertir en una ventaja creativa.  Es muy probable que Van Gogh, por ejemplo, fuese daltónico. En la Segunda Guerra Mundial, ponían a los daltónicos a cargo de los bombarderos porque distinguían mejor los enemigos camuflados.

En cualquier caso, sus profesores de diseño no tardaron en descubrir al Señor Dalton:

«En un ejercicio tenía que pintar un fondo verde, pero lo hice en dos días diferentes. Cuando completé la segunda parte, pensé que el fondo era uniforme. Todo el mundo en clase veía dos tonos diferentes, menos yo».

Desde entonces, empezó a profundizar en el tema, y así llegó a participar como sujeto de la muestra en este estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) dirigido por el profesor Julio Lillo Jover, una autoridad en materia de daltonismo. Pero, sobre todo, el Señor Dalton comprendió con el tiempo que podía dominar su visión. «Se entrena la vista. Yo ahora sé, aunque no lo vea, que un verde está ahí, porque su resonancia es diferente. Veo los dos igual, pero por la experiencia sé que este tiene que ser más verde».

El veredicto del jurado: Matrix está en ti, Neo. Si sabes quién eres, da igual que elijas la pastilla roja o la pastilla azul. Ambas son grises.

En el país de los hombres daltónicos, John Dalton es el rey

A John Dalton (1766-1894), el científico inglés a quien se debe el descubrimiento del daltonismo, le parecía muy raro que le dijesen que una rosa roja era roja, cuando, efectivamente, era azul. Así empezó a indagar sobre su singular percepción de la realidad, identificando por primera vez el daltonismo en la obra titulada Hechos extraordinarios relacionados con la visión de los colores, presentada en 1794.

Antes de morir, Dalton le pidió a su médico que conservase sus ojos para que pudieran ser analizados en el futuro. Y así fue: sus ojos permanecieron en un frasco hasta que la ciencia hizo posible su estudio de ADN. Eso ocurrió en 1995. Dos siglos después de su muerte, la biología molecular confirmó lo que todo el planeta ya sabía, que, en el país de los daltónicos, John Dalton es el rey.

¿Quieres saber si eres daltónico? Haz este test y comprueba tu percepción del color

¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué número ves?
¿Qué líneas ves?
¿Qué líneas ves?
¿Quieres saber si eres daltónico? Haz este test y comprueba tu percepción del color
You got {{userScore}} out of {{maxScore}} correct
{{title}}
{{image}}
{{content}}

Por David Pérez, periodista y escritor



Más en FAQ DATA:

El indulto de presos en España se desploma: coronavirus y la curva del perdón
La media del indulto en España pasa de 1,2 al día a la misma cifra cada once días en 2020
No importa si el petróleo se desploma, el precio de la gasolina apenas baja
En 2020, el precio de la gasolina ha bajado un 15%, frente a la caída del 63% del petróleo Brent El coste del crudo representa el 35% del precio del carburante …

Deja un comentario