Compartir
faq data el tupé

Un usuario de Netflix consume a diario una hora y veinte minutos de contenidos en la plataforma

El alquiler de una novedad en un videoclub oscila entre 2,60 euros y 3,90 euros por película


SPOILER: en Barcelona existe un videoclub donde se oferta una tarifa plana que compite con Netflix en precio, superando su catálogo. En EL TUPÉ hablamos con Aurora Depares, la mujer al frente de Video Instan, el videoclub más antiguo de España.

En 2017, durante una presentación trimestral de resultados, el CEO de Netflix, Reed Hastings, dijo que el único enemigo de la empresa es el sueño. Es decir, las ganas de dormir que tengan los humanos. De momento, en el mundo se consumen 200 millones de horas de contenido al día en la plataforma: una hora y veinte minutos por persona. Este dato es una proyección realizada a partir de la última información sobre el volumen de consumo en horas ofrecida por Netflix, en 2017: el incremento hasta 2020 solo es de 10 minutos por persona.

Actualmente, Netflix está presente en 190 países, con más de 167 millones de suscriptores al cierre de 2019. La compañía no publica datos de audiencia por países, pero los informes vuelan. En España, a donde llegó en 2015, ya hay 3 millones de usuarios. En el sector de la televisión de pago, solo Movistar+ (4,1 millones) tiene más abonados. Le siguen HBO (1,3 millones), Vodafone TV (1,3 millones) y Amazon Prime (1,2 millones).

Netflix versus Blockbuster: el fin de una época

Asumida la victoria a medio plazo de las plataformas de vídeo bajo demanda en la guerra mundial para instaurar el cambio de paradigma en los modelos de consumo (y de negocio) del entretenimiento y la cultura audiovisual, en la actualidad nos hallamos en un período de guerras coloniales y civiles, donde los operadores nacionales tradicionales (ligados a modelos ortodoxos) y las nuevas tecnológicas (de carácter más disruptivo) combaten por su cuota de mercado, como ocurre en España.

Sin embargo, existe una precuela en esta serie, también de género bélico: La Guerra de dos Mundos: Blockbuster contra Netflix. El desenlace es conocido. Marcó el fin de una época: el ocaso del videoclub, tras dos décadas doradas. Blockbuster, la mayor empresa de alquiler de películas del mundo, desapareció en 2013 tras dar bandazos durante varios años. En España, se escindió en 2006. En aquella época, aquí aún existían alrededor de 6.500 videoclubes. Hoy, apenas quedan 300. Y bajando. 


Con el espíritu de comprender ambos mundos, en EL TUPÉ hemos comparado la actual tarifa de suscripción mensual de Netflix con el tradicional modelo de alquiler de los videoclubes, tan exitoso en los años 80 y 90.

¿Cuánto costaría alquilar las series de Netflix en un videoclub?

Según la hemeroteca y diversos foros de internautas, el precio de alquiler de una película en Blockbuster al comienzo de los 2000 ascendía a un máximo de 3,5 euros, dependiendo de su actualidad (un estreno siempre es más caro, por ejemplo) o de la ciudad. Además, eran habituales las promociones del tipo 3×2, como hemos comprobado en el historial del domino blockbuster.es (como en esta versión, de 2002) en The Way Back Machine. Casi dos décadas después, los precios no han cambiado mucho. Tras examinar las webs de videoclubes en distintas ciudades de España, los precios oscilan entre 2,60 euros y 3,90 euros en el alquiler de novedades. 

En nuestra comparativa, aplicaremos un precio de 3 euros por película. Si hablamos de series, esta tarifa se aplica a una temporada completa: por ejemplo, la colección de Juego de Tronos consta de 7 DVD’s. Por otra parte, para lograr una equivalencia objetiva del alquiler de un película en Blockbuster con los datos de consumo de los usuarios de Netflix (una hora y veinte minutos al día, recordemos), en el cálculo se aplicará la duración media de una película contemporánea: en 2018 el metraje medio fue de 96,5 minutos, según el analista y productor Stephen Follows.

Ver una película en Netflix cuesta 0,32 euros, un 89% menos que el precio de alquiler de un estreno en un videoclub

El usuario de Netflix gastaría al menos 74 euros al mes por alquilar en un Blockbuster los contenidos que puede disfrutar por 7,99 euros


Así las cosas, cada usuario de Netflix consume diariamente 80 minutos de contenidos, el equivalente a 0,82 películas diarias: un total de 24,87 películas al mes. La tarifa básica de la plataforma es actualmente de 7,99 euros al mes (solo una pantalla; no incluye HD). Por tanto, cada película cuesta a un usuario de Netflix una media de 0,32 euros.

En un videoclub, alquilar por 3 euros el mismo número de películas (o temporadas completas de series) costaría 74,61 euros al mes, un 89,33 por ciento más que en Netflix. Vale, apliquemos una promoción de 2×1: entonces, igualar a Netflix costaría 37,30 euros al mes (1,50 euros por película o temporada de serie). El modelo de alquiler de películas al estilo noventero no es competitivo frente a Netflix en ningún escenario. Salvo en uno.

La excepción que confirma la regla

No toda la Galia está ocupada por el streaming. El videoclub más antiguo de España se llama Video Instan y está en Barcelona. Nacido en 1980, actualmente lo dirige Aurora Depares, hija de los fundadores: Jenaro Depares y Aurora Martínez. Tras un relanzamiento del negocio en 2018 apoyado por directores como Pedro Almodóvar o Juan Antonio Bayona, desde hace 18 meses oferta una tarifa plana que compite con Netflix en precio: 8,95 euros al mes. Además, su catálogo cuenta con 46.000 películas y series tanto actuales como clásicas, frente a las 1.163 series y 2.359 películas de Netflix en España.

Aurora Depares, en su videoclub

Aurora Depares explica su tarifa a EL TUPÉ.

«Al final tienes que unirte al enemigo. ¿Queréis un montón de contenido barato?  Pues nada, el lugar con más contenido (46.000 pelis) al precio más barato. Con esta tarifa puedes llevarte cada día 10 películas, que son 300 al mes, tenerlas en casa una semana y realquilarlas por teléfono o email hasta dos veces si no puedes venir. Ah… ¡y nos tienes a nosotras para recomendarte!  Entra todo nuestro catálogo: archivo, clásicas, series y novedades, que puedes tener en casa 4 días».

Sobre las plataformas de cine online bajo demanda, aporta dos visiones. «Tienen un par de cosas buenas: la inmediatez y el acceso para que una obra cultural pequeña o de bajo presupuesto pueda llegar a más gente. Sin la plataforma, no pasaría por el cine, y tal vez nadie la vería. Pero tienen muchas cosas negativas. El catálogo es escaso, y no es permanente, desaparece. En el videoclub no pasa. También crean individualización dentro del tejido familiar, ya que cada uno está con un soporte diferente en una parte diferente de la casa consumiendo productos distintos. Es todo lo contrario a sociabilizar, que es justo lo que promueve el acto de ir al videoclub».

Por otra parte, Aurora Depares es crítica uno de los efectos colaterales de la proliferación de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime: su monopolio sobre el canon del gusto cultural contemporáneo. Dicho de otra forma, cada vez más personas ven los mismos contenidos. «Nos estamos aborregando. Todos viendo lo mismo, y si no lo ves, eres el bicho raro… Además, mucha gente siempre me cuenta que se pasan más rato haciendo scroll… y muchas veces acaban sin ver nada. En el videoclub eso no pasa. Entre nuestros clientes, vienen cinéfilos que buscan cosas que no están en ninguna plataforma; y también gente joven con plataforma que se da cuenta de que, si quieres ver el cine que tú quieres, y no el que te pongan, necesitas compaginar plataforma con videoclub, si no solo verás lo que a ellos les va bien».

El día que Netflix se ofreció a Blockbuster por 50 millones (y se rieron de ellos)

El 5 de noviembre de 2013, Joe P. Clayton, CEO de Dish, entonces dueña de Blockbuster, puso fin a la trayectoria de la empresa fundada en 1985 en Dallas, llegando a estar presente en 24 países, con una plantilla de 130.000 personas. «No es una decisión fácil, pero no podemos obviar que la demanda de los consumidores se inclina claramente hacia la distribución de vídeo digital«, dijo.

Trece años antes, cuando Netflix era una vigorosa startup que se abría paso en el negocio de la venta de DVDs por correo, luchando para no ser absorbida por Amazon, sus creadores decidieron ponerse a tiro de Blockbuster por 50 millones de dólares. No solo rechazaron la oferta. Según recoge en sus memorias Marc Randolph, cofundador de Netflix, en la reunión se rieron de ellos. «No creemos que en el futuro vaya a triunfar el modelo de un único pago por una tarifa plana de películas«, les dijeron los directivos de Blockbuster.


Por David Pérez, periodista y escritor

Un comentario sobre “Alquilar en un videoclub los contenidos que ves en Netflix te costaría 74 euros al mes”

  1. Y cuanto te costaría ver en NETFLIX lo que te ofrece un buen videoclub? pues no me lo puedes decir porque no sucede, porque? pues porque nosotros los videoclub (que por cierto debemos ser el único negocio del mundo que no ha subido prácticamente nada el precio de su producto en los ultimo 25 años) tenemos miles de películas, PELÍCULAS DE VERDAD, no la morralla de Netflix
    Ya pues en este articulo no veo por ningún sitio donde diga lo que Netflix para de impuestos, porque tiene 14 millones de suscriptores y en el 2019 pago 3146€ de impuestos, que bonito verdad? eso si, después cuando te quedas en el paro, seguro que quieres cobrar y te a que te gusta que haya médicos, policías, bomberos, etc, etc, pues ya te digo yo que no están ahí por NETFLIX, sino por los impuestos entre otros de LOS VIDEOCLUBS,

Deja un comentario