Compartir
Con la desescalada termina por fin 'El día de la marmota' y te traemos otras referencias cinematográficas para animarte a volver a hacer deporte o resistir la vuelta a la oficina

No va a ser fácil. Unos viven estos primeros días de desescalada con ilusión pero a otros se les atraganta el retorno progresivo a la que se ha bautizado como «nueva normalidad». Vuelve el deporte al aire libre. Bien. Pero cada se ve más cerca una posible vuelta a la oficina. Regular. Tirando a mal. Ahora que te has acostumbrando a trabajar en chándal y has conseguido por fin ser productivo en casa. Toda motivación es poca.

Porque aunque se puede ir de nuevo a los bares, el aforo está limitado. No es solo que puedas echar de menos tener tiempo extra para tus maratones de Netflix. También temes que después de dos meses, coincidas con ese tipo tan pesado que se empeña en comentarlo todo contigo, te arruine las primeras cañas post-pandemia. Para que te cargues de energía hemos recogido para ti alguna

Salir por fin de la cuarentena y comenzar la desescalada

Con todos los días encadenándose como si fueran el mismo repetido una y otra vez, es imposible no utilizar ‘El día de la marmota’ para definir la etapa de confinamiento que dejamos atrás. Justo ahora que nos habíamos acostumbrado, dicen unos. Ya era hora, celebran otros. Todos ellos, no obstante, has escuchado la frase en las últimas semanas: «Parece que estamos viviendo en la pelo aquella, en la no se avanzaba en el tiempo».

Cuando llegue el momento de defender que rindes más desde casa

Con la desescalada se inicia un proceso temido para muchos: La vuelta a la oficina. Los que ya habéis empezado a ensayar frente al espejo el discurso que soltaréis en vuestra empresa para defender el teletrabajo, necesitáis ver -otra vez- ‘Braveheart’. Os ayudará a defender con el entusiasmo necesario el derecho a ocupar vuestro puesto a distancia sin poneros pantalones en toda la semana.

Cuando las agujetas de la vuelta del running se hagan insoportables

Hazle caso a Al Pacino, que en un ‘Domingo cualquiera’ animaba a los jugadores de su equipo de fútbol americano a luchar por cada centímetro. Esa es la actitud ahora que puedes salir de nuevo a correr después del máster que te has sacado en ‘sofing’. Piensa en pequeño y ve acumulando. Si quieres volver al ritmo de antes y las distancias a las que estabas acostumbrado, probablemente fracases de manera estrepitosa.

Esa cita de la ITV que necesitas pero no eres capaz de pedir

Tienes pendientes pasar la ITV y por fin puedes cortarte el pelo, por nombrar dos situaciones muy diferentes que pueden ser igual de frustrantes. No hay manera de que te cojan el teléfono por mucho que lo intentes. Mientras planeas tu venganza contra todos esos desconocidos que saturan la línea, puedes recitar las palabras de Russell Cruwe en Gladiator. Tranquilo, al final conseguirás tu propósito y alcanzarás tu venganza en forma de cita. Para dentro de dos semanas…

Se te acercan en el transporte público

«No puedes pasar». Lo dijo bien claro Gandalf, en el Señor de los Anillos. Y a ti te va a tocar repetirlo estos días. Sobre todo si viajas en transporte público o has pillado un buen sitio en la terraza de un bar. Habrá incluso situaciones en las que desearás ir armado con una vara capaz de lanzar hechizos.

Este repoker de escenas míticas te dará el empujón que necesitas para afrontar la desescalada. Pero para que lo hagas con todas las garantías, de todas formas, es importante que guardes la distancia de seguridad y te informes de todas aquellas cuestiones que te afectarán en cada fase.

Por EL TUPÉ

Deja un comentario