Compartir

El confinamiento frenó en seco a todos aquellos negocios que necesitan levantar la persiana y que los clientes crucen sus puertas para sobrevivir. Negocios parados y clientes confinados, alejados los unos de los otros. Pero no hay nada que no se pueda abordar con ingenio. Estas son algunas ideas que han permitido a pequeños comercios, bares o restaurantes, conectar con su público a pesar del coronavirus. Para mantener vivos sus negocios e, incluso, hacer más agradable esta situación tan compleja a sus seguidores.

#Sesiones golfas para animar el confinamiento

«Se me ocurrió hacer las #sesionesgolfas en streaming desde el primer domingo de confinamiento, porque es algo que ya llevamos haciendo en directo en el mismo local desde julio de 2018». La cuarentena no pudo con Andrés, de Golfo, un bar y restaurante gijonés que se las arregla para seguir conectado con sus clientes y seguidores. De esta forma, mantiene vivo el establecimiento y anima a quienes se acercan a él a través de las redes sociales. «Cada domingo traemos un Dj diferente con la premisa de poner música exclusivamente en vinilo, con estilos de música muy variados», explica.

El plan inicial era atraer al local a ese público que ha cambiado la noche por la hora del vermú. Pero con la pandemia hubo que adaptarse: «Nos cogió a todos por sorpresa, por lo que quise ofrecer algo parecido a nuestros clientes desde sus casas y seguir manteniendo el contacto».

Con la desescalada en marcha, en Golfo se preparan ahora para cumplir con las normas de seguridad y adaptan sus platos para servir a domicilio. Pero no abandonará las redes sociales. «Las #sesionesgolfas van a seguir en directo y online, ahora desde nuestra cuenta de Twitch«, defiende Andrés.

La próxima, en los bares

El principal problema desde el punto de vista para muchos negocios durante la cuarentena -que persiste para muchos en la desescalada- ha sido la imposibilidad para generar ingresos. Mientras se hacen frente a algunos gastos fijos que no desaparecen. Para tratar de ayudar a quienes enfrentan esta importante complicación surgió adoptaunbar.com.

Se trata de una web impulsada por «un grupo de personas preocupadas por el futuro de nuestros comercios, amantes de los bares, donde nos juntamos a compartir experiencias, ideas y risas». ¿Cómo funciona? Los clientes compran bonos y los establecimientos reciben ese dinero de inmediato. Y entregan las consumiciones cuando vuelvan a abrir sus puertas.

Para convertir esa idea en una realidad, en adoptaunbar.com crearon «un grupo de trabajo solidario, integrando personas de todos los ámbitos y campos empresariales, unidos por las ganas de ayudar en esta terrible situación». Más de 100.000 establecimientos se han unido ya a la iniciativa.

Salvar el comercio de barrio

Pero no solo la hostelería está sufriendo. El comercio de proximidad también se ha llevado un golpe muy duro. Por eso, para ayudar a «reducir el riesgo de contagio de coronavirus y apoyar a los pequeños comercios de barrio» surgió mitiendina.es.

Se trata de una web que recoge establecimientos de diferentes partes de Asturias. Permite hacer pedidos a esos negocios que mantienen actividad durante la crisis de la COVID-19. Y favorece la entrega a domicilio o la recogida en el local de forma segura.

Así, desde mitiendina.es consiguen «dar visibilidad a todos los comercios de Gijón, Avilés y Castrillón que están al pie del cañón en estos momentos tan complicados». Otra idea más para paliar con ingenio todas las complicaciones que ha traído la pandemia.

Por Javier Fernández

Deja un comentario