Compartir

¿Existe una burbuja de la cerveza artesana en España? En los últimos años se han multiplicado las plantas de producción y cuando acudimos a nuestro bar de cabecera tenemos cada vez más opciones. Algo que puede darnos una sensación de saturación del mercado que, según quienes lo componen, no existe. Porque este fenómeno acaba de llegar y la experiencia de otras zonas del mundo nos dice que aún tiene mucho margen para desarrollarse.

“El mercado de la cerveza artesana en España representa poco más del 1% del total. En otros países llevan un mayor recorrido y se llega a porcentajes del 10%”, explica Juan José Villanueva, el responsable de 1270, elaborada en el valle de Laciana (León) y nombrada Mejor Marca Cevecera de España a pesar de su corta trayectoria en el mercado.

cerveza artesana

Un título que llegó de forma inesperada debido a la corta trayectoria de una bebida que, en un primer momento, ni siquiera estaba incluida entre las participantes. “Les llamamos y al día siguiente de incluirnos ya estábamos en primer lugar”, celebra Juan José Villanueva, que revela que en 1270 tienen “la suerte de tener una identificación de nuestros clientes muy difícil de conseguir”.

Sus consumidores les respaldan en todo momento porque han creado mucho más que una cerveza. Se trata de todo un “proyecto social, con un componente emotivo detrás enorme”, que ha conseguido que sus vecinos de la montaña leonesa, que sufre los efectos de una despoblación forzada por el fin de la actividad minera.

Más competencia para el sector de la cerveza artesana

Tras su carrera hacia la cima de la calidad cervecera, en 1270 siguen trabajando para crecer en el sector. Y auguran que las marcas que desaparezcan no lo harán por la saturación y el exceso de productores. “Fábricas con mala calidad de producto o con otro tipo de problemas se eliminaran del mercado, pero lo que esperamos es que siga aumentando la competencia, pero como algo positivo para el sector”, dice el responsable de la marca leonesa.

Quienes consigan un buen producto y se esfuercen por mejorar su modelo empresarial, no obstante, tampoco lo tendrán fácil. Las “promociones caníbales” que los grandes productores ofrecen a los bares dejan a las artesanas en una posición muy débil. Aunque cada vez se ve más variedad en hostelería, los grifos siguen siendo para las empresas más potentes, con las es muy complicado medirse.

Salir adelante

Con este panorama, ¿cómo se las arreglan entonces los artesanos para salir adelante? En 1270, por ejemplo, han apostado por diferenciar su producto, posicionándolo como algo especial. En este primer año de distribución, de esta forma, han conseguido una gran implantación en supermercados. Grandes cadenas de la distribución alimentaria la han incorporado a sus estanterías.

Para seducirlas han empleado una receta que une imagen, un producto con alma y mucha calidad. Una mezcla que ha seducido también a muchos bares. “El 60% de nuestra distribución se da en bares y restaurantes y el 40% restante en supermercados”, indica Juan José Villanueva. Una radiografía de ventas equilibrada con la que 1270 espera seguir avanzando en un mercado en el que se han multiplicado los actores en los últimos años pero en el que sigue habiendo espacio. La supervivencia, por el momento y tal y como apuntan quienes conocen de primera mano la situación, depende más de la calidad de la cerveza que de la saturación del sector.

Por Javier Fernández

Deja un comentario